Egipto es mi Sueño
Egiptodreams
 

FIESTAS RELIGIOSAS

 

Los egipcios tenían 105 días de vacaciones al año, distribuidos en fiestas del calendario, fiestas agrícolas, religiosas, funerarias y del faraón. Fuese cual fuese el motivo de dichas fiestas, su fondo siempre era religioso, ya que la religión era la base de la vida de los egipcios, y estaba presente en todos los momentos importantes.

Cada vez que se celebraba una fiesta, todo el pueblo salía a la calle, se ungían, bebían cerveza y vino y quemaban esencias.

Las fiestas más destacadas del calendario egipcio, eran las siguientes:

" El primer día del mes de Toth se celebraba la llegada del año nuevo.

" El día 11 del mismo mes, celebraban la salida de la estrella Sirio. Para algunos, éste era realmente el comienzo del nuevo año.

" El día 15 de dicho mes de Coth, coincidiendo con la estación de Ajet, se celebraba la fiesta del Nilo o fiesta de la embriaguez. El faraón bailaba ante Hathor, diosa del Amor y le ofrecía un cántaro de vino. Después de esto, el faraón se entregaba a la bebida del mismo.

" Entre los días 17 y 22 de ese mismo mes, celebraban la gran fiesta de los muertos, o fiesta Uag. En ella se alababa a Osiris, siempre presente en el tránsito al mas allá, cuya imagen aparecía en procesión el día 22, al final de la fiesta.

" A partir del 22 del mes de Khoiak se celebraban los misterios de Osiris, rememorando su muerte y resurrección.

" En el mes de Tobi se celebraban las fiestas de Nekheb Kau, dios proveedor del Ka.

" Coincidiendo con el principio de la cosecha, en el mes de Ermuthis, se conmemoraba a la diosa del mismo nombre, que presidía la siega.

" En el mismo mes de Ermuthis también era celebrada la fiesta de Min, dios de la fecundidad. Estas fiestas se celebraban en Koptos, organizando competiciones entre animales, para seleccionar a los mejores representantes de cada raza.

" El mes de Ermuthis íntegro, era dedicado al dios del Sol, representado en Bastek. Era el mes de la constelación de Aries, y en algunos puntos, el comienzo del año nuevo.

" En la estación de Ajet, en el mes de Paophi, se celebraba la fiesta Opet, con una duración de once días. Durante la misma, el dios Amon dejaba su templo en Karnak, para ir a Luxor a encontrarse con su esposa. En Karnak, la ceremonia empezaba con una ofrenda del rey al dios: Varios sacerdotes portaban a otros dioses, y treinta llevaban a Amon, seguidos por el faraón. Cruzaban en procesión una avenida de esfinges y llegaban a la barca en la que se acomodaba el faraón junto al dios. Toda esta ceremonia era seguida por un séquito de bailarinas y sacerdotes que cantaban himnos, acompañados por tambores y la música de los sistros. Tras la procesión por el Nilo hasta Luxor, y una vez terminada la fiesta, Amon era conducido de nuevo a Karnak, con la misma procesión. Éste era el momento idóneo para concebir un niño real, con el fin de que llevara la esencia humana y divina al tiempo.

" En el mes de Epiphi, se celebraba la fiesta del Feliz Reencuentro, entre Horus y Hathor. Durante la misma, Hathor dejaba Dendera para unirse en Edfú a su esposo. Las fiestas duraban quince días y se celebraban actos muy variados.

" Muy importante también era la fiesta Sed o Jubileo, en le que el faraón celebraba los treinta años de su reinado, y en la que renovaba su poder. Algunos faraones adelantaban esta fiesta varios años, y fueron pocos los que pudieron llegar a celebrarla. Los dioses eran desplazados a Menfis para participar en ella.

" En el mes de Mechir, coincidiendo con el 25 de diciembre del calendario juliano, conmemoraban el nacimiento de Horus.

" Además de todas las anteriores, también se celebraban fiestas locales o de menor importancia. Pero diariamente se celebraban fiestas y ritos dedicados a varios dioses. El más popular era el de Amon en Karnak.
A primera hora de la mañana, el sacerdote encendía velas y expulsaba a los malos esíritus mediante la quema de resinas, a la vez que recitaba oraciones. Después se dirigía hasta la naos en que estaba la estatua del dios, realizando una ceremonia en la que debía romper el vínculo, quitar el sello y descorrer el cerrojo, también recitando oraciones. El sacerdote destapaba al dios, haciendo una reverencia en el suelo frente a él. Lo purificaba con aromas e inciensos y cantaba himnos. A continuación lo abrazaba para que Amon recibiera su Ka.
Al final, hacían ofrendas a Maat, diosa de la justicia, que en este momento representaba a todo el panteón egipcio.

 

Egiptodreams y todo su contenido está registrado en la propiedad intelectual