Egipto es mi Sueño
Egiptodreams
 

HISTORIA DE EGIPTO

PRIMER PERÍODO INTERMEDIO

 

El primer período intermedio comienza hacia el 2.280 A.C., y en él ubicamos de la VII a la X dinastía, ambas inclusive.

De las dinastías VII y VIII, cuya duración no superó los 25 años, no nos han quedado restos históricos ni arqueológicos. Sólo en la lista de Abydos se mencionan los nombres de algunos reyes. Según ésta, el fundador de la VIII dinastía habría sido Uadikare. También nos nombra a un rey llamado Ibi, del que se conserva una pirámide en Saqqara, con los textos de las pirámides escritos en su interior. Sobre Iti e Imutes, se sabe que enviaron expediciones a Wadi Hammamat para conseguir piedras con que construir sus pirámides.

Sobre la VIII dinastía, sólo hay noticia en los decretos coptos, promulgados por Neferkauhor y Neferirkare. Suponemos que esta dinastía estuvo dominada por los nomarcas coptitas, con los que tuvieron que pactar los monarcas para parar la revolución social que se levantaba.

A esta dinastía se le atribuyen 17faranes, aunque ni siquiera se conoce el nombre de todos ellos.

Los reyes estaban en Menfis, y prácticamente era el único lugar donde gobernaban. El resto del país estaba gobernado por nomarcas autónomos.

El poder político y administrativo se fragmenta, entre Heracleópolis y Tebas. En la primera capital, gobiernan las dinastías IX Y X, mientras que en Tebas el poder lo detenta la dinastía XI, simultáneamente.

Los reyes de las IX y X dinastías, pudieron organizar un estado controlado desde Heracleópolis, aunque compartiendo poder con los comarcas, y enfrentados al sistema de Tebas.

A estas dinastías se las llama heracleopolitanas. La IX dinastía fue fundada por Jety I, seguido, probablemente por Neferkare, Nebkaure y Hety II, entre otros.

La X dinastía fue fundada por Neferkare, que fue a su vez sucedido por Kheti III, y éste por Merikare, con otros reyes intermedios, de los que ni siquiera hay datos.

Durante mucho tiempo convivieron las dinastías tebanas y heracleopolitanas. Además, coexistían con los poderes de los gobernadores de las provincias.

Hacia el 2.133, Mentuhotep II reestablece el cargo de visir y lleva la capital a Tebas. Comenzó a realizar campañas militares sobre Nubia, Libia y el Sinaí, y luvhó con Heracleópolis, venciendo y volviendo a unificar Egipto en un solo país.

Rechazó a los monarcas de esta dinastía, se proclamó independiente, y fundó la XI dinastía, considerada la primera del Imperio Medio.

En definitiva, el primer período intermedio es considerado una época oscura y sin datos, en los que el país estaba dividido, y con gran agitación social.

 

Egiptodreams y todo su contenido está registrado en la propiedad intelectual