Egipto es mi Sueño
Egiptodreams
 

HISTORIA DE EGIPTO

BAJA ÉPOCA

Este período de la historia de Egipto comienza hacia el 715 A.C., con la XXV Dinastía, y terminará con la conquista de Alejandro Magno, al final de la XXXI Dinastía.

La baja Nubia se había vinculado a Egipto, pero en la Alta Nubia se creaba el reino de Napata, que rápidamente anexiona a la Baja Nubia, en tiempos de Kashta, que adopta el título de faraón. Su hijo Pianji extiende esta influencia hasta Tebas. Shabako, el siguiente rey de origen nubio, continúa con las ambiciones de su padre y domina todo el Valle del Nilo. Trasladó la capital a Tanis. Le sucedió su sobrino Shabitko, en corregencia con Taharqa, quien chocó con las ambiciones asirias de dominar el país. Los asirios dominaron gran parte de Egipto, pero fue reconquistado por el propio Taharqo. Su sobrino Tanutamani continuó la lucha contra los asirios, sufriendo grandes derrotas. Después de la caída de Tebas, ésta o volvería a reponerse nunca.

Al comenzar el período saíta, con Psamétiko III, se empezó a renovar el esplendor de Egipto, tras la expulsión de los asirios del territorio. Aprovechó la debilidad de los asirios para volver a entrar en Palestina, reemprender las relaciones comerciales con Fenicia y comenzar relaciones con los griegos, que comenzaban a asentarse en la costa libia.

Su sucesor, Nekau II decidió reconstruir el imperio egipcio de Asia, pero fue parado por Nabucodonosor en el Eufrates. Psamétiko II organizó una campaña contra el reino de Kush, con un ejército formado por egipcios, jonio, rodios y carios. Consiguieron independizar a Egipto de todo lo relacionado con el reino etíope. Uahibra, su sucesor, ayudó a los libios contra los griegos, y, tras ser derrotado, se produjo una rebelión en Egipto capitaneada por Amasis, que se proclamó rey. En tiempos de Psamético III, los persas, guiados por Cambises, vencieron al ejército egipcio.

Cambises II fue el primero de la Dinastía XXVII, o Persa. En un principio intentó una política tolerante con los vencidos, y quiso ampliar sus posesiones dirigiendo expediciones a Nubia y Libia, que terminaron en fracaso. Al morir lo sucedió Darío I, que intentó realizar una explotación racional de Egipto, ya que era la provincia más rica del Imperio. Pero Darío sucumbido a las revueltas en el país, apoyados los rebeldes por los griegos, así como sus sucesores Jerjes y Artajerjes. Fue en esta época cuando Herodoto viajó a Egipto y comenzó a escribir su historia.

 

Jerjes recibiendo homenajes.

 

La siguiente Dinastía estuvo formada por un solo faraón, Amirteo, descendiente de los saítas. Éste aprovechó la situación internacional para proclamarse faraón e independizar a Egipto del Imperio.

En el 399 A.C., Neferites fundó la Dinastía XXIX usurpando el trono. Le sucedieron varios reyes cuyos reinados duraba sólo unos meses. Con esto llegamos a la XXX Dinastía, fundada por Nectanebo I, durante la cual Persia preparaba una campaña contra Egipto, que fracasó. Lo sucedió Teos, que mejoró la economia del estado a base de impuestos abusivos contra el pueblo. Antes de morir tuvo que huir a Persia al regresar Nectanebo II y proclamarse rey. Su reinado estuvo dedicado a realizar grandes construcciones, hasta que los persas entraron de nuevo y tuvo que huir de Egipto.

 

Naos de Nectanebo

Esto dio origen a la XXXI Dinastía, de nuevo persa. Artajerjes III sometio a Egipto, Chipre y Asia Menos, unificando de nuevo el Imperio Persa. Esta dominación fue meramente militar, y el país sufrió una sublevación tras otra, a lo largo de varios reinados. Pero esta situación duraría menos de diez años, ya que los griegos, dirigidos por Alejandro Magno, conquistaron todo el Oriente, incluido Egipto.

 

Egiptodreams y todo su contenido está registrado en la propiedad intelectual